Al menos 3,000 colombianos atrapados en China por coronavirus

61

Al menos 3,000 colombianos se encuentran actualmente en China, 14 de ellos en Wuhan, la ciudad donde surgió la nueva cepa de coronavirus a principios de año, y que desde finales de enero está en una cuarentena forzada que afecta a millones de personas.

El embajador de Colombia en China, Luis Diego Monsalve, dijo en una entrevista con la Voz de América, que la buena noticia es que entre ellos no hay ninguno que haya contraído la enfermedad.

Monsalve explicó que el tema del coronavirus ha sido un problema complejo, pero su embajada y los consulados de Colombia han estado informando a los colombianos a través de la página web y las redes sociales las medidas que está tomando el gobierno central de China.

“Lo primero es obviamente medidas de control de cualquier control sanitario, cómo la gente debe actuar, cómo debe protegerse”, dijo el embajador.

Además, han estado al tanto a los informes de necesidades específicas que tengan, como la falta de mascarillas.

“Estamos pidiendo al gobierno (central) y al mismo gobierno de las provincias que atienden estas necesidades (…) y estamos pendientes de tenerlas para repartirlas entre los colombianos que las necesiten”, señaló Monsalve.

Los 14 colombianos que se encuentran en Wuhan son en su mayoría estudiantes universitarios en residencias universitarias y según el embajador se sienten angustiados por la cuarentena. Entre ellos hay un bebé de cuatro meses que está expuesto y su mamá no ha podido salir de su casa.

“Las universidades están dando las comidas normales y tienen unos casos para el proyecto de tapabocas y otros elementos”, dijo Monsalve.

“Les hemos dicho que les mandamos hace poco un pequeño paquete que teníamos disponible en la embajada para que lo tuvieran. En general estamos hablando con ellos. Tenemos una atención muy especializada con ellos”, agregó.

Sin embargo, siguen preocupados por la posibilidad de evacuación o de salida de la zona. Monsalve dijo que se ha tratado de evacuarlos con planes de transportación terrestre a otra provincia, pero las autoridades chinas no estuvieron de acuerdo porque no quieren correr ningún riesgo de esparcimiento del virus.

“Desafortunadamente, Suramérica es la región más alejada de todas de China”, explicó el embajador. “Cualquier operación requiere una logística mucho más compleja porque tiene que hacer varias paradas y eso requiere permisos de otros países permisos que cada vez son más difíciles”.

“A la gente le da temor recibir un avión que viene en estas condiciones con personas de esta zona afectada, pero igual estamos en todos los trámites posibles”, añadió.